El crepúsculo de los tiranos

Han caído tantas cabezas en 2011 que da vértigo. Ben Ali tuvo que huir de su país. Mubarak afronta un proceso judicial desde su camilla. Gadafi ha encontrado la muerte que temía. Bachar El Asad ha perdido definitivamente la cabeza, aunque aún la conserve sobre los hombros gracias a la ferocidad de la represión: tendrá que ceder. Ningún tirano es eterno. Incluso Kim Jong-il ha acabado falleciendo. Aunque sin modestia. En su caso, el pueblo norcoreano no… Continuer de lire El crepúsculo de los tiranos